Inicio

Tlaxcala

Atractivos

Gastronomía

Tradiciones

Hoteles

Multimedia

Eventos

Capilla del Vecino

Esta capilla de sencilla fachada de una sola torre, debe su construcción a Fray José Nava y Mora en la segunda mitad del siglo XVIII al sureste del Exconvento y Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, en la ciudad de Tlaxcala.

Enfrente de esta capilla hay un pequeño cementerio donde están sepultados sus antiguos vigilantes y al final de él hay una escalinata que une con la entrada sur del gran atrio franciscano. Ahí se venera la Preciosa Sangre de Cristo.

Desde este lugar se extiende majestuosa la ciudad de Tlaxcala detrás de una hilera de moradas jacarandas en la prolongación de la calle del Vecino.

Cuenta la leyenda que en 1750 una gran epidemia de tifo asoló Tlaxcala y morían demasiadas personas. Un enfermo que vivía cerca de la capilla, en su afán de sobrevivir, recordó que un vecino tenía una imagen milagrosa de Cristo Crucificado y suplicó a sus familiares que fueran con él para que les prestara al "Señor" y lo salvara de esa enfermedad ya que el Cristo alejaba la muerte o ayudaba a recibirla en paz. Desde entonces a esta imagen se le conoce como "el Señor del Vecino" y a la capilla se le llama "el Buen Vecino".

 

Recorrido Virtual 360°

 

Ver en pantalla completa

 

Ubicación